4.07.2006

Análisis completo del f23r

Mis comentarios en negrita. Pique en las imágenes para ampliar.

Descripción:


  • Página botánica.
  • Dibujo de dos plantas idénticas sobre una raíz con aspecto de rama.
  • Texto en tres párrafos.
  • Número de folio (23) en el ángulo superior derecho (según Zandbergen), igual a los de los folios precedentes.
  • Color: marrón, verde, azul.

Análisis avanzado

  • Lenguaje: Currier A.
  • Autor: Mano 1 (según Zandbergen).
  • Nombre voynichés: "pydchdom" (según Stolfi).
  • La planta es inidentificable. Aunque parece ser una sola, si uno observa con cuidado verá que tiene dos raíces (con una división en medio). Además, las plantas tienen estructuras imposibles: la unión de las ramas centrales (comparten un tallo) y unos tallos en el ejemplar de la derecha que se separan y se reúnen. f23r es una de las típicas plantas de "tallo voynichés": una especie de tubérculos cortados por la mitad de donde salen las ramas.



  • Izq. a derecha: tallo v oynichés con unión imposible; solución de continuidad
    en la raíz, rama transversal imposible compartida por dos plantas


  • La ilustración está hecha con más cuidado que la mayoría: las florecillas son bellas y están muy bien pintadas, al igual que las múltiples hojas.
  • Los tres párrafos de texto se aprietan junto al margen superior de la imagen. Uno de ellos consta sólo de dos líneas, algo bastante raro en el MV.
  • Algunos transcriptores (Currier, FSG) no interpretaban la letra suelta del primer renglón, aunque Takeshi Takahashi la identifica como una "y".

Representación del texto en EVA Hand 1 (según Marcelo Dos Santos):


Transcripción EVA del texto (según Takahashi):

  • pydchdom. chy. fcholdy. oty. otchol. shy. opyaiin. y. yfchy. daiin. ololdy. dal-
    to. ar. chor. daiin. chk!dain. otchy. lolchor. daiin. dam. okchol. dain!g-
    dchar. ykor. y!kaiin. daiin. ctho. g=
  • qokoldy. okaiir. ykaiil. g. qokeey. ofchol. dain. yfchor. olfchor. otchald-
    ychor. qokchol. ytom. chol. dair. chol. ar. ol. ol. dol. dain=
  • tshol. ykor. qokaiin. yky. dar. okol. dchey. daiidal. dam. ytcho. l!dals-
    okar. olchar. shaiin. qokchol. dar. qokchol. dairo. r. ol. daiin. alg-
    qokshy. char. daiir. qokaiin. olol. qoaiin. ykchy. s- {planta}diil. okchy-
    okol. ok. shy. qokol. dy- {planta}dal. dshe. qokeees. y. oly- {planta}daiin. dal-
    qok. okaiin. chkchy. s- {planta}yteair. odal. chal. dy- {planta}dar. ykain-
    ykyka. dalory=

4.06.2006

¿Quién fue Johannes Marcus Marci de Kronland?

Johannes Marci en un retrato moderno
Cuando Voynich compró, en el siglo XX, el manuscrito que hoy lleva su nombre, encontró entre sus páginas una carta que, en ese momento, constituía la única pieza de información histórica que enlazaba al extraño libro con un contexto histórico real. Esa carta, hoy conocida como la Carta Marci, estaba firmada por Jan Marek Marci de Landskrön, más conocido por su nombre latino de Johannes Marcus Marci de Kronland.
Pero: ¿quién fue este hombre?
Johannes Marcus Marci, nacido en 1595, fue un erudito bohemio que vino al mundo en la ciudad de Landskrön, la actual Kronland alemana.
Inició estudios como jesuita pero abandonó el camino religioso para estudiar medicina, impartiendo clases en la Universidad Carlos de Praga, en la que progresó rápidamente hasta llegar a ser nombrado decano y rector (1662).
En 1648 se destacó como militar y médico de campaña en la guerra contra Suecia y tomó parte en la defensa de la ciudad de Praga.
Marci ejerció la medicina en la corte de Praga, y fue distinguido por sus servicios a dos Sacros Emperadores Romanos Germánicos: Fernando III y Leopoldo I.

Pie de la Carta Marci, con la despedida y la firma del autor

En 1638 realizó un viaje a Roma, en donde conoció al jesuita Athanasius Kircher. Marci y Kircher iniciaron de este modo una amistad que se extendió durante los siguientes veinticinco años.
A la muerte de su amigo Baresch (Georgius Barschius), responsable de la biblioteca del emperador Rodolfo II, Marci recibió en herencia el Manuscrito Voynich. Baresch había intentado traducirlo -en vano- durante gran parte de su vida. Marci, incapaz también de descifrarlo, envió el libro a Kircher, lingüista conocido en aquellos tiempos como "el hombre capaz de traducir cualquier texto". Acompañó el envío con una carta en la que le rogaba que desentrañara los secretos del escrito, que Kircher guardó entre los folios del MV. Esa carta es la Carta Marci (fechada en 1665 ó 1666), que se encuentra aún adjunta al manuscrito.
La misiva ofrece el manuscrito para su descifrado y menciona que fue alguna vez comprado por el emperador Rodolfo II de Bohemia (1552-1612) por 600 ducados de oro. Menciona que Rafael Missowsky, tutor del príncipe Fernando III de Bohemia en la corte de Rodolfo II e importante personaje de la nobleza, creía que el autor del manuscrito era Roger Bacon (el fraile franciscano que vivió entre 1214 y 1294). Decía también que el libro le había sido cedido al emperador "por un desconocido".
Tal como hiciese anteriormente Baresch dos veces, la intención de que el erudito alemán demostrase sus grandes dotes como traductor de lenguas muertas no tuvo éxito (el MV sigue indescifrado hasta hoy) y Marci ni siquiera obtuvo un acuse de recibo ni una carta de respuesta por parte de Kircher.
Además de su conocida relación con el Manuscrito Voynich. Marci escribió varios libros sobre diversas disciplinas, especialmente acerca de la física de los cuerpos en colisión (vistos desde nuestra época, llenos de errores), la epilepsia y óptica (especialmente sobre la refracción de la luz).


Sus obras son:

  • Idearum operaticum idea (1636)
  • De proportione motus seu regula sphygmica ad celeritatem et tarditatum pulsum (1639)
  • De proportione motus figurarum rectilinearum et circuli quadrtura ex motu (1648).
  • Thaumantias. Liber de arcu coelesti deque collorum apparentium natura ortu et causis (1648)
  • Dissertatio de natura iridis (1650)
  • De longitudine seu differentia inter duos meridianos (1650)
  • Labyrinthus, in quo via ad circuli quadraturam pluribus modis exhibetur (1654)
  • Philosophia vetus restituta (1662, su libro más importante)
  • Othosophia seu philosophia impulsus universalis (1683, obra póstuma)
Johannes Marcus Marci de Kronland falleció en ese mismo año de 1666, pocos meses después de enviar a Kircher el Manuscrito Voynich y la Carta Marci.

4.05.2006

Se publica en Francia una copia facsimilar del Manuscrito Voynich

El amigo peruano Iván Thays da cuenta de esta noticia en su weblog:

En Francia se acaba de publicar el Manuscrito o Código Voynich, sin duda uno de los textos más enigmáticos de la literatura universal. La edición cuenta con 250 páginas y costará 55 euros.
Pero ¿qué es el Código Voynich? La historia es la siguiente: en 1912 un librero neoyorquino, de regreso de Europa, llevaba consigo un manuscrito muy curioso y lo hizo público. Desde entonces lleva su nombre: Wilfred M. Voynich. Aquel manuscrito mostraba ilustraciones de arabescos y tubos que parecían intestinos, también figuras femeninas desnudas bañándose en un caldo de tinta verde fangoso, mapas de estrellas y constelaciones y sobre todo el dibujo exhaustivo de cientos de plantas de aspecto desconocido (muchas de ellas imaginarias). El análisis del pergamino, la caligrafía redondeada y la historia conocida del manuscrito indicaban a Voynich que era de origen medieval, probablemente del siglo XV. El interés en los especímenes vegetales definió que podría tratarse de un herbario. Sin embargo, lo más extraño no son los dibujos sino el lenguaje: está escrito en un idioma incomprensible, que tiene poco en común con los dialectos de la época. Es un código tan misterioso (dicen que en una primera impresión parece un idioma conocido, pero luego se hace indescifrable) que se especula que este código es, en realidad, un tratado de alquimia o magia negra.
Actualmente, el Manuscrito es conservado en la biblioteca de la Universidad de Yale, donde aparece registrado con la referencia "Ms 408" (hay una novela de intrigas sobre el tema, a lo Código Da Vinci, con ese título). El misterio de su lenguaje es tan grande que no ha podido ser descifrado aún hoy ni por el análisis de notables filólogos ni de avanzados programas informáticos de decodificación.
Ahora que está de venta entre el público: ¿algún criptólogo, o un jubilado experto en crucigramas o quizá un Edgar Allan Poe renacido podrá descrifrarlo?

¿No es cierto que sería hermoso poseer un ejemplar a tamaño natural?

Ya que estamos, aprovechamos la oportunidad para recomendaros el blog literario de Iván, que está muy bien escrito y no tiene desperdicio. Pulsando aquí accederán a él.

4.04.2006

Sobre el posible autor del Manuscrito Voynich


El astrónomo variabilista (especialista en estrellas variables) español Francisco A. Violat Bordonau, a quien ya conocemos por su anterior Breve ensayo sobre el Manuscrito Voynich, profundiza aún más en la dificultosa cuestión de la autoría del Voynich con un sesudo, entretenido e interesante trabajo en septiembre de 2005.
La hipótesis avanzada por Violat difiere radicalmente de las teorías clásicas acerca del autor del MV (Roger Bacon, Leonardo da Vinci, John Dee, Edward Kelley) y, si bien requiere mucha más prueba documental para su demostración, es un interesante estímulo a la imaginación y un poderoso motorizador de esfuerzos posteriores.
A causa de su importancia y su naturaleza inédita, he incluído una sección sobre ella (y sobre el método de los Discos de Violat que el autor expone en su ensayo anterior) en la nueva versión corregida y aumentada de mi libro que saldrá a la venta en España en junio 2006 por la editorial Punto de Lectura.

Puede leer, completos, los dos ensayos de Violat Bordonau siguiendo estos enlaces:

Sobre el posible autor del Manuscrito Voynich

Breve ensayo sobre el Manuscrito Voynich

4.03.2006

¿Embarazadas o simplemente gordas?

Una teoría de Jorge Stolfi (que yo he recogido en mi libro) dice que no necesariamente muchas de las figuras femeninas del MV están embarazadas. Stolfi argumenta que pueden, simplemente, representar el ideal de belleza femenina de aquellos tiempos, lo que implica barrigas, nalgas y pechos sumamente prominentes.
Pero, como siempre, el profesor de Standford (nacido en Brasil), aporta pruebas: en este caso, una reproducción de un grabado alegórico de "La Fortuna" (Das Kleine Glück), del pintor alemán Albrecht Dürer (o "Alberto Durero"). Dürer nació en 1471 y murió en 1528, lo que lo sitúa en una época exactamente contemporánea del Manuscrito Voynich, al que yo considero elaborado entre 1470 y 1608.

Veamos, pues, la comparación que el brasileño hace entre dos figuras femeninas del f77v (izq. y der.) y la Alegoría de la Fortuna de Dürer (centro). Pinche en las imágenes para ampliar.

Si en verdad el MV es contemporáneo de Dürer, no puede dudarse que las mujercillas o ninfas del libro no están en verdad embarazadas, sino que se trata, sin más, de encarnaciones de mujeres voluptuosas y sexies, muy al gusto de los hombres de entre fines del siglo XV y principios del XVII.