3.22.2006

La vida de William Friedman, estudioso del MV

Hacia el fin de la Segunda Guerra Mundial, los británicos comenzaron a manufacturar milles de pequeñas máquinas de cifrado llamadas "Criptógrafos de Pletts", para su uso por las fuerzas aliadad. La máquina poseía un mecanismo que alteraba regularmente el esquema de codificación; de tal forma, la primera "a" podía cambiarse por una "f" y la siguiente "a" por una "r". Nadie pudo romper la cifra. Sólo para estar seguros, los militares norteamericanos llamaron a un extraordinario equipo (formado por marido y mujer): William y Elizabeth Friedman. En menos de tres horas, decodificaron el primero de los cinco mensajes cifrados que les dieron. El texto decía: "Este cifrado es absolutamente indescifrable".

William Friedman (nacido Wolf Friedman) nació en Rusia y llegó a los Estados Unidos siendo un niño. Estudió genética y se estableció en Chicago para trabajar en los Laboratorios Riverbank, bajo las órdenes de un excéntrico millonario. Elizabeth se había doctorado en lengua inglesa y se involucró en la discusión que decía que las obras de Shakespeare habían sido en realidad escritas por Francis Bacon. Bacon había inventado un código secreto de sustitución que reemplazaba todo el alfabeto por combinaciones de dos letras, "a" y "b", y supuestamente había ocultado un mensaje secreto en "sus" obras.



Coronel William F. Friedman

Luego de conocerse, el matrimonio se convirtió en el mejor equipo de creación y desciframiento de códigos de la historia. Muchas veces aceptaron desafíos para resolver códigos supuestamente indescifrables, y lo consiguieron en todos los casos. Descifraron el código de los traficantes de ron durante la Ley Seca, los de los traficantes de drogas en los años 30 y, justo antes de la entrada de EEUU en la Segunda Guerra Mundial, pudieron quebrar el más alto y secreto código de los diplomáticos japoneses. Ambos pasaron el resto de sus vidas quebrando e inventando claves para el gobierno estadounidense.

Podría especularse que no es casual que Friedman haya comenzado su carrera como genetista: precisamente, el hecho de que algunos genetistas hayan descifrado el código genético representa una de las más grandes hazañas de la criptografía del siglo XX. Lo maravilloso es que esos científicos lograron su objetivo utilizando técnicas criptográficas desarrolladas por el matrimonio Friedman con fines militares. Imagínese cómo los agentes de contrainteligencia engañan a un espía. Si saben que el espía transmite mensajes cifrados, ellos le envían un mensaje como si fuera de sus jefes, y luego, cuando el enemigo lo codifica y lo transmite, "leen" el mensaje cifrado para descubrir el método que utiliza. El mismo método se utilizó para descifrar el ADN.

Una nota final interesante: después de la muerte del matrimonio Friedman, la NSA (Agencia de Seguridad Nacional (fundada por Friedman) creó el DES (Estándar de Encriptación), diseñado para ayudar al gobierno y a las empresas comerciales a transmitir datos sensibles mediante teléfonos inalámbricos y enlaces de datos. DES codifica mensajes de computadora que ya consistían en unos y ceros. Hay 256 claves posibles que, en su conjunto, generan 72 billones de combinaciones diferentes.

Este fue el hombre que, en 1944 y paralelamente a su trabajo para la guerra, fundó el FSG (Primer Grupo de Estudio) con la intención de descifrar de una buena vez el Manuscrito Voynich. William Friedman fue, posiblemente, el más capacitado de todos los investigadores que estudiaron el Manuscrito, y este problema fue, probablemente, el único fracaso comprobable de su carrera como criptógrafo.


Tumba de William Friedman en el
Cementerio Militar de Arlington.
La frase del último reglón dice:
"El conocimiento es poder"

Retirado del ejército norteamericano con el grado de coronel, fundó el SSG (Segundo Grupo de Estudio) que, con un nuevo equipo multidisciplinario de expertos y una poderosa computadora RCA301 prestada por el fabricante, pasó otros dos años estudiando el MV (1962-1963). Como lo explico en mi libro El Manuscrito Voynich, si bien los dos grupos de estudio dirigidos por Friedman no consiguieron quebrar el código del Voynich, sí obtuvieron interesantes resultados

En el trabajo de ambos grupos se basaron luego el criptólogo británico John Tiltman y la matemática norteamericana Mary D´Imperio, que son, junto con el inglés Gordon Rugg, quienes más nos han enseñados sobre el Manuscrito Voynich en la actualidad.

Los trabajos de Friedman sobre el Manuscrito Voynich han sentado un precedente y señalado el camino para futuros trabajos, marcando los estándares y criterios que los nuevos criptoanalistas seguirán para -de ser posible- descifrar el contenido del libro.

Es por ello que dedicamos el artículo de hoy a este hombre notable que destacó en la abtrusa y dificilísima ciencia de la criptografía.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home