9.02.2005

Análisis completo del f17r

Mis comentarios en negrita. Pinche en las imágenes para ampliar.

Descripción:
  • Página botánica.
  • Texto en tres o cuatro párrafos (en mi opinión son cuatro). En la parte superior hay una línea de escritura no voynichesa.
  • Una planta de apariencia simple, pero que tiene ojos en las raíces (según Zandbergen).
  • Se trata de la página inicial del cuadernillo 3.
  • Colores: marrón, rojo (el borde de los "ojos"), verde, negro (flores) y azul (parte de los pétalos).
  • El número de folio (17) en las mismas condiciones que las demás hojas, se encuentra en el ángulo superior derecho.

Análisis avanzado:

  • Lenguaje: Currier A.
  • Autor: Mano 1.
  • Nombre propuesto "Raíces con ojos" (según Winkelmann).
  • Nombre voynichés: "fshody.daram" (según Stolfi).
  • La escritura ajena al comienzo de la página fue erróneamente identificada como una referencia al herbario de Pier Andrea Mattioli.
  • La única planta se extiende desde el borde inferior hasta poco antes del margen superior del folio; los ojos en las raíces pueden ser el resultado de "rellenar" espacios elipsoidales en la imagen original.


Los "ojos" de las raíces rotados 90 grados a la izquierda
para que semejen una "mirada"

  • Tres párrafos (cuatro en realidad), justificados, aunque el último sigue el contorno del vegetal por la derecha. El tercero no está justificado, sino interrumpido por las flores y el tallo central. El origen de la discrepancia en el número de párrafos es que el cuarto, como yo lo veo, comienza con el caracter "8" (EVA "d") y no con las "horcas" que son habituales en esa posición. Por ello autores como Rene y Michael reúnen el tercer y cuarto párrafos en uno solo.
  • La línea de texto independiente no voynichés ubicada al tope de la página no aparenta ser de la misma mano que el resto del folio. Las letras son más pequeñas. Algunas se parecen a letras voynichesas; otras dan la impresión de ser latinas. Una de las más legibles es una EVA "y" (un 9) con un macrón ("-") encima; otra, menos legible, pudiera ser un caracter EVA "r". La mitad derecha de la línea está casi completamente borrada y podría extenderse hasta fuera del margen. La parte izquierda es totalmente ilegible.


Línea de escritura ajena en f17r

  • La línea "ajena" luce como si hubiese sido escrita por la misma mano de la de f116v. Esto es particularmente notable en los caracteres semejantes a eles. Las letras son con toda probabilidad griegas o latinas; el caracter EVA "y" con macrón sería entonces una abreviatura (según Winkelmann).
  • El semántico inglés Sean B. Palmer afirma que el texto de f17r es "michitonés" como el de f116v (el nombre de la lengua deriva de la primera palabra de esta última página, "michiton"). Tanto f17r como f116v se han mojado, especialmente en la parte superior de ambos folios. Sabiendo esto, el "michitonólogo" razona lo siguiente: "¿Por qué no se borró la inscripción de f116v con el agua, siendo que la de f17r sí lo ha hecho? Tal vez el michitonés de f17r fue agregado antes de la mojadura, y el de f116v se colocó después. En ese caso, la inscripción del folio 17 es anterior, a lo mejor considerablemente anterior a la del 116v. Esto no invalida, sin embargo, que ambas puedan haber sido escritas por la misma persona, porque al agua le toma unos pocos segundos borrar la tinta, pero un libro puede permanecer en manos de la misma persona durante muchas décadas".


Compárese f116v con el michitonés de f17r

  • Dennis Stallings afirma que la escritura de f17r en verdad refiere al trabajo de Mattioli, y Brumbaugh sostiene que la mitad de una planta del MV es asimismo copia de una del italiano. Es interesante la referencia, porque Mattioli fue médico personal de Fernando I, uno de los predecesores de Rodolfo II como Emperador Romano. Rodolfo II fue el emperador mencionado por la Carta Marci como propietario del MV. Sin embargo, los dibujos de Mattioli son claros, esquemáticos y científicos, muy distantes de los crudos y descuidados dibujos del Voynich.


Ilustraciones del herbario de Mattioli
  • Con respecto a la identificación de la especie dibujada aquí, nuestro "voynichobotánico" de cabecera, Dana Scott, resiste la idea de Nick Pelling, quien decía que f17r representa a nuestra conocida planta de hinojo -Fœniculum vulgare-. Viendo la comparación de abajo, no podemos menos que estar de acuerdo con Dana.
  • Sin embargo, Pelling hace una interesante observación: manifiesta que Fœniculum quiere decir "ojo fino" en latín, lo mismo que en castellano y portugués ("hinojo" o "finojo"). En inglés es "fennel", según él con similar significado, y también en francés ("foenuil") y en italiano ("finocchio"). Nick especula entonces que acaso a este significado se deban los "ojitos finos" de la raíz. Yerra sin embargo, porque Fœnum en latín no significa "ojo fino" sino "heno fino", y esta es la etimología correcta del nombre de la especie. Como vemos, no tiene ninguna relación con ojo alguno.

Representación del texto en EVA Hand 1 (según Marcelo Dos Santos):


Transcripción EVA del texto (según Takahashi):
  • Texto extraño: malliar.al*or.lu9.hav.vin*******a.o.***al.***=
  • Texto: fshody. daram. ydar!chom. opydy. ypod. chop. otchy. dody. oldckhy-
    ydair. sho!!ky. okshy. qodar. ckhody. dor. otchol. qodcthy. ods-
    chol. or. chy. qodam. okor. chor. okchom=
  • tcho*. shol. qokol. qor. olaiin. opydg- {planta}som. ypchy. ypaim-
    ychekchy. cthy. chor. shor. cphor. cphaldy- {planta}dair. cthey. qody-
    tsho. qof!cho. qokcheor. chekeg=
  • ksheo. qokchy. choldshy. !zepchy- {planta}ds{&S}!a- {planta}opchordy- {planta}
    dchchy. dychear. schar. ykchy- {planta}
    soy. chckhy. o. dar. chypcham- {planta}
  • dar. chear. dsheor. *!ain. y. mol- {planta}
    otchol. cthar. okaiin. chol. daiiin-
    ychod!y. chotom=
  • NOTA: He dividido, según mi apreciación, el texto en cuatro párrafos. Takeshi, por el contrario y al igual que otros estudiosos, considera que hay sólo tres de ellos por las razones apuntadas.

9.01.2005

El Manuscrito de París (I)

Pinche en la foto para ampliar.
Se trata de un artículo de -cuándo no- el profesor Stolfi, que se refiere a un manuscrito matemático que guarda "sospechosas" similitudes con otro que todos nosotros conocemos, y aparece mencionado otro viejo amigo nuestro...
Es por ello que presento aquí, por primera vez en idioma castellano, el interesante trabajo de Jorge.

Copias manuscritas de los libros de Nicole Oresme (primera parte)
por Jorge Stolfi. Traducción de Marcelo Dos Santos
Hace algunos días (Stolfi escribe el 7 de septiembre de 1997, N. del T.), mientras revisaba los estantes de la biblioteca de matemática, me llamó la atención un título en latín: De Proportionibus Proportionum / Ad Pauca Respicientes. Se trataba de una edición crítica traducida y publicada por Edward Grant de dos libros de un tal Nicole Oresme, sacerdote y académico francés del siglo XIV.
Hasta donde puedo decir, los contenidos de los libros de Oresme son interesante sólo si uno es historiador de la matemática. De Proportionibus Proportionum significa "Sobre la proporción de las proporciones". El tema del libro parece ser un intento pregalileano de deducir las leyes del movimiento, con disgresiones acerca de los números irracionales que se vuelven racionales cuando se los eleva a exponentes racionales.
El segundo libro de Oresme no lleva título: Ad Pauca Respicientes quiere decir solamente "Sobre algunos asuntos" y es la primera frase del texto. Trata del movimiento de los planetas y otras cuestiones astronómicas. En particular, Oresme arguye que la astrología corriente es una sarta de tonterías porque los períodos planetarios son casi con certeza inconmensurables. También observa que el número de estrellas de los cielos difícilmente sea un cubo perfecto, porque entre los enteros hay menos cubos que no cubos. Debe haber más joyas similares enterradas en el texto, pero la visión arcaica, el lenguaje matemático y el estilo de escritura no facilitan la lectura.
Hojeando el libro, tropecé sin embargo con el comentario siguiente:
Este libro fue pedido prestado en 1556 por el Dr. John Dee

Resulta ser que esta es la única referencia al Dr. John Dee en todo el libro. De cualquier modo, como yo ya había revisado el libro, pensé en digitalizar y publicar varios ejemplos de los manuscritos fuente allí reproducidos.
Esos manuscritos son copias de los libros de Oresme hechas por varios copistas anónimos, mayormente en el siglo XIV y principios del XV. Me imagino que son ejemplos bastante típicos de textos científicos medievales.
En particular, muestran hasta qué grado se abreviaba el latín en ese tipo de textos. Ello convierte al intento de identificar la lengua del MV a patir de sus letras y estadísticas de palabras en un asunto cuando menos problemático.
El libro de Grant (The Wisconsin University Press, 1966) reproduce 11 páginas de 7 copias diferentes. Publicaré ejemplos de cinco de ellas, seguidas de la transcripción de Grant incluyendo el significado de todas las abreviaturas latinas.
(continuará...)

8.31.2005

Tapa de la edición colombiana de "El Manuscrito Voynich"

Aquí pueden ver la portada de la primera edición colombiana de mi libro "El Manuscrito Voynich". La obra, que ha tenido un rotundo éxito en España, ha sido publicada en el país latinoamericano por Aguilar Colombia.
Se trata de un libro encuadernado en rústica de alta calidad, con ilustraciones interiores a todo color, donde encontrarán la historia completa del enigma literario más misterioso de todos los tiempos: el único libro medieval no descifrado que queda en el planeta.
Más detalles en el sitio oficial del libro y en mi blog de análisis del Manuscrito Voynich.

8.30.2005

Los "títulos" según John Grove


El investigador John Grove ha puesto particular atención en los títulos presentes en muchos folios del Manuscrito Voynich. Se llama así a líneas de texto que aparecen desalineadas con la justificación general de la página, centradas hacia el medio.
Grove ha puesto en línea tres páginas referidas al tema, que creemos conveniente visitar.
Ellas son:
  • Página principal, con captura de imágenes en EVA Hand 1.
  • Biopages, con todos los títulos según la transcripción de Prescott Currier.
  • Labelpage!, que incluye todas las "etiquetas" ordenadas y transcriptas.

Las tres páginas son muy interesantes y no hace falta un gran dominio del inglés para apreciarlas.

8.29.2005

Análisis estructural del Manuscrito Voynich (segunda parte)

Como explicáramos en un post anterior, Jorge Stolfi ha realizado este soberbio estudio estructural del Manuscrito Voynich, que he creído conveniente traducir para todos los lectores.
Si desean analizar el documento original, deben pinchar aquí.


Análisis estructural del Manuscrito Voynich (segunda parte)
por Jorge Stolfi. Traducción: Marcelo Dos Santos

¿Fueron el texto y las figuras confeccionados al mismo tiempo?
A partir de su ubicación y la curvatura de los renglones es obvio que una gran parte del texto fue escrito después de dibujar las figuras. Sin embargo, es fácil darse cuenta de que ambos fueron concebidos al mismo tiempo. Las ilustraciones tienen epígrafes en voynichés, y normalmente han sido marginadas sobre el borde de la página para hacer espacio al texto. Más aún, parecen ser claramente dependientes del texto con respecto a su significado.
Hay parte donde el texto aparenta haber sido escrito primero, dejando espacio para el dibujo (que a veces no entra). La página f79v puede ser uno de estos casos: nótese que el margen izquierdo fue dejado a saltos, mientras que en el folio 77v sigue el borde del dibujo. Son notables también varios lugares donde el texto toca al dibujo.

¿Los dibujos están relacionados con el texto?
Es concebible que las imágenes fueran agregadas para desviar la atención del verdadero asunto que trata el texto. Si esto resulta ser el caso, entonces no sabemos nada acerca del contenido del libro...
Por suerte, hay varios argumentos que contradicen esta teoría: existe multitud de figuras, algunas bastante complejas, otras que exigieron complicados plegamientos de las hojas. Es, sencillamente, demasiado trabajo para tratarse de imágenes de diversión.
Las etiquetas adjuntas a las figuras a menudo se hallan también en los textos de las páginas vecinas, en algunos casos con cambios menores en el espaciado o la ortografía. Hubiera sido muy difícil encontrar estas apariciones controlando el documento a mano y sin saber voynichés; por lo que es improbable que las etiquetas fuesen colocadas intencionalmente para desviar la atención.
Las imágenes en sí son bastante bizarras, y difícilmente hubiesen engañado a un posible inquisidor; por el contrario, lo único que hubieran logrado hubiese sido atraer la atención sobre el manuscrito y acrecentar sus sospechas.
Los temas de los dibujos cambian de sección en sección, junto con la estructura de párrafos del texto.

1.4 El propósito del libro

¿Fue concebido el libro para ser leído por otros?
El autor obviamente puso una gran cantidad de trabajo y cuidados en los aspectos estéticos del libro. Dibujos maravillosamente coloreados, una estructura clara y coherente, una caligrafía elegante y legible... todo ello sugiere con fuerza el hecho de que el libro fue concebido para ser mirado -si no leído- por otras personas además de su autor.

¿Quiénes pueden haber sido los destinatarios del libro?
De lo que podemos deducir acerca del tema de la obra, el lector deseado por el libro fue alguna clase de médico o doctor en el sentido general (astrólogo, alquimista, sanador, boticario, filósofo o algo por el estilo). Además de los médicos ya recibidos, debemos contar como posibles lectores a los estudiantes deseosos de convertirse en médicos y a los hombres educados interesados en temas técnicos.

¿Cuál es el propósito del libro?
Las siguientes posibilidades parecen consistentes de acuerdo a la estructura del libro: una herramienta de trabajo para ser usada por el médico en sus consultas (tanto un manual de uso diario como un libro de referencia a ser consultado ocasionalmente); en cualquiera de los dos casos, el lenguaje cifrado puede entenderse como una medida de seguridad destinada a proteger los secretos profesionales de su dueño.
También puede ser el MV un herbario y farmacopea falso de un alquimista, lleno de contenidos fantásticos, llevado consigo por los médicos para impresionar a potenciales clientes. En este caso, el propósito de su extraño alfabeto fue hacer lucir al libro más misterioso.
Esta es la opinión de Sergio Toresella. Sin embargo, él mismo ha observado que el estilo del MV es bastante distinto de otros herbarios alquímicos.
El Manuscrito Voynich también puede haber sido un libro de notas privado: un registro de las teorías y conocimientos personales del autor, escrito principalmente para su propio uso, tal vez con un vago plan de revelación póstuma (tal como los cuadernos de notas de Leonardo o los registros de John Dee acerca de sus diálogos con los ángeles).
El alfabeto del Voynich pudo ser, entonces, un sistema que garantizara la privacidad del contenido, o pudo ser también un sistema de escritura mejorado, inventado por un autor de lengua extranjera para codificar su propio idioma.
El carácter general de las secciones biológica y cosmológica parecen ser coherentes con esta teoría. El resto del volumen no lo logra tan bien, sin embargo: la sección biológica en particular parece demasiado utilitaria para un cuaderno de notas privado. Además, la cuidadosa diagramación y los dibujos completamente coloreados serían lujos inexplicables para un libro de laboratorio.
Es bastante improbable que el libro sea un texto para estudiantes o aprendices, porque es de demasiada calidad para ello. Asimismo, su contenido es en exceso extraño, y no presenta lazos visibles con la cultura académica europea de su tiempo.
Puede ser un tratado para explicar los conocimientos del autor a sus médicos, colegas o académicos, y también al hombre común educado y curioso.
Tanto la teoría del libro de texto como la del tratado pasan grandes apuros tratando de explicar el peculiar sistema de escritura. Con la teoría del estudiante, nos vemos prácticamente forzados a aceptar también la teoría del autor extranjero de un país lejano, escribiendo el libro para enseñar a sus estudiantes cuando volviese a su tierra. La teoría del tratado requiere o bien un escritor extranjero escribiendo para sus conciudadanos, o alguna clase de fraternidad que usaba el voynichés como idioma secreto.
Una variante de la teoría del tratado dice que el MV es un registro del conocimiento médico de alguna sociedad exótica, escrito por un científico de esa cultura, tanto por iniciativa propia como a pedido de algún occidental.
Esta categoría incluye varios libros ilustrados escritos por indígenas americanos, que recuerdan vagamente al Manuscrito Voynich en su organización general. Esta teoría es la única que explica naturalmente la apariencia foránea del MV, el extraño alfabeto y la ausencia de símbolos y diagramas utilizados comúnmente en Europa.

(Continuará...)