3.18.2005

El Portal

Llegado cierto momento de mi carrera, tenía tantos y tan diversos sitios web y tan diferentes y diversas listas de correos, que me vi obligado a compendiar todos los accesos en una sola página web, desde donde el navegante pudiese pasar a cualquier sitio que le interesase (incluyendo el presente blog). Di en llamar a esa página de acceso Marcelo Dos Santos: El Portal, y opino que sería más cómodo para vosotros si la agendaseis en vuestro navegador. Voy actualizándola al ritmo de las actualizaciones de los sitios, y siempre está al día. Os la recomiendo. Además, es bilingüe.
Os espero por allí.

Voynich para súper expertos: Frogguy

Jacques Guy, creador del lenguaje artificial Frogguy, ha logrado un enorme avance en los mecanismos de transcripción del "voynichés" a caracteres occidentales para su estudio.
El propio Jacques nos presenta las dos versiones del Frogguy en el sitio de Jim Reeds, y en cinco lecciones podremos aprender cómo transcribir el voynichés a un sistema de escritura más o menos legible.
Lamentablemente, no hay traducción de este documento al castellano.
Los que leen inglés, empero, podrán esclarecer muchas dudas y comenzar a leer el Manuscrito Voynich en breve lapso.

La Carta Marci

Entre las páginas del Manuscrito Voynich, como se sabe, se encontró una carta fechada en 1666 (o 1665), que trataba sobre el manuscrito mismo y que constituye la única pieza de evidencia histórica de que disponemos hoy.
La Carta Marci (que así se la llama), es singular porque en ella el entonces rector de la Universidad de Praga, Johannes Marci, solicita al erudito alemán Athanasius Kircher que le traduzca el libro y se lo envía adjunto.

Johannes Marcus Marci de Cronland, autor de la Carta Marci

Se trata del primer intento registrado por tener el volumen traducido, y el primer documento que enuncia una hipótesis sobre la procedencia y la autoría del Manuscrito Voynich.

La Carta Marci (II)

El documento original, autógrafo de Marci

La Carta Marci se ha conservado siempre adjunta al manuscrito, y así llegó a manos de Wilfred Michael Voynich en 1912. Es original, auténtica sin asomo de duda, y vale la pena leer su contenido -el más cercano en el tiempo y el que con mayor autoridad habla del manuscrito-.

Traduje las partes pertinentes del texto de la Carta Marci en mi artículo de Axxón, donde se ofrecen muchos más detalles.

Respecto a las historias completas de Marci y Kircher y las cartas anteriores y posteriores a la Marci, encontrarán más información en mi libro "El Manuscrito Voynich" (Aguilar, Madrid, 2005).

3.17.2005

Retiración de cubierta

Retiración de cubierta del Manuscrito Voynich, donde se aprecia, arriba, su identificación bibliográfica a lápiz según el Census de De Ricci (1935-37). Abajo, la tarjeta que acredita la donación de Hans P. Kraus, con (a lápiz) la identificación actual: MS (manuscrito) 408

El antepasado común (no relacionado con el MV)

Nuevo artículo de Marcelo Dos Santos (autor del libro "El Manuscrito Voynich") y blogger de este sitio. Se refiere a los trabajos para identificar al antepasado común de todos los seres vivos y ha sido publicado hoy en la sección Zapping de la revista Axxón. Que lo disfrutéis.

Códigos y curiosidades

El divulgador científico español Miguel Ángel Sabadell ha publicado en Muy Interesante un excelente artículo sobre curiosidades relacionadas con la criptografía. Recorre allí la clave de Poe -que utilizó en "El escarabajo de oro"-, los códigos españoles de Simancas y, cómo no, el Manuscrito Voynich.
Sin duda, un trabajo que hace honor al nombre de la revista donde fue editado. Para leerlo, pinchar aquí.

3.16.2005

Lista de correos sobre el Manuscrito Voynich

Acaba de crearse la lista de discusión "El Manuscrito Voynich" en Yahoo! En ella usted podrá conversar, discutir, especular y dejar volar la imaginación acerca del más grande enigma de la historia de la Humanidad. La suscripción es libre y gratuita. Para conocer más del Manuscrito Voynich, visite nuestro otro sitio. Para suscribirse directamente a la lista, haga click aquí.

Cubierta del Manuscrito

Tods hablamos, estudiamos y nos interesamos por el Manuscrito Voynich, pero muy pocos lo han visto en persona. Para aquellos que no podemos viajar hasta New Haven para admirarlo, comenzaremos a publicar aquí, una por una, todas las imágenes de alta definición que la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale ofrece a los estudiosos.
Y hoy, comenzamos por la tapa o cubierta del libro que nos apasiona.
Recuérdese que la encuadernación original se rompió en tiempo indeterminado, y que manos anónimas lo volvieron a encuadernar bajo la forma y con los materiales que observamos ahora.

Manuscrito Voynich: cubierta actual

Posted by Hello

3.15.2005

El código más antiguo del mundo: los petroglifos

Prácticamente en todos los países hay petroglifos: China, Portugal, España y casi todos los países de Latinoamérica, incluyendo a la Argentina con los petroglifos de la Quebrada de Talampaya, en la provincia de La Rioja.


Petroglifos de Paititi, Perú

Los petroglifos son símbolos incisos en piedra, muchos de ellos en cuevas a la intemperie, y la mayoría de antigüedad incalculable. Si bien algunos son antropomorfos o zoomorfos, el resto representa símbolos ilegibles, figuras geométricas, espirales y otras imágenes tal vez de inspiración mística, espiritual o religiosa.

Los científicos no saben nada de ellos ni de sus significados, y es por ello que los hemos bautizado "los códigos criptográficos más antiguos".

En la localidad de Paititi, Perú, hay muchos de ellos, y son un buen ejemplo para comenzar a conocer los petroglifos de la América prehistórica.

Un muy buen informe de Max Tafur sobre los petroglifos de Paititi y otro sobre el arte esgrafiado en piedra de la India os darán una buena idea de lo que hablo. Posted by Hello

Reporte de actualizaciones

Como seguramente todos los lectores saben, tanto este blog como el de Marcelo Dos Santos se actualizan diariamente de lunes a viernes.
Los demás sitios del grupo de Marcelo Dos Santos sufren actualizaciones periódicas, como (hoy) el sitio oficial del libro "El Manuscrito Voynich" (diferente de este blog) y el sitio oficial del escritor argentino Marcelo Dos Santos (diferente del otro blog).
En cualquier caso, es más práctico ingresar a todos los sitios del grupo a través de su portal oficial, en el que se ven inmediatamente reflejados todos los cambios y actualizaciones.

Primer comentario de una lectora

Lukre, de Madrid, es la primera lectora privada que ha hecho pública su opinión acerca de "El Manuscrito Voynich". Lo ha publicado en su weblog "Divagues de alguien" que trata sobre variados temas y que hemos leído con interés y atención.
Muchas, gracias, Lukre, por tu comentario (y por tener como acápite de tu blog la extraordinaria poesía del tango "Uno", con letra de Enrique Santos Discépolo -"Discepolín"- y música del maestro Mariano Mores).
El blog de Lukre, picando aquí.

El cifrado de Julio César

"..., y es en realidad, dudoso que el género humano pueda crear un enigma de ese género que el mismo ingenio humano no resuelva con una aplicación adecuada."
(Edgar Allan Poe, El escarabajo de oro)

Desde la Antigüedad hasta nuestros días se han mandado mensajes secretos. La necesidad de comunicarse secretamente ha ocurrido en la diplomacia y entre militares. Con la llegada de las comunicación electrónica el interés por mantener mensajes ininteligibles para todos salvo el receptor no ha hecho sino aumentar.

Para introducir unos términos antes de entrar en materia, diremos que criptología es la disciplina dedicada a comunicarse secretamente. Criptografía es la parte de la criptología que trata del diseño e implementación de sistemas secretos y criptoanálisis la que se dedica a "romper" dichos sistemas.


Así comienza el interesante artículo de Jaime Suárez Martínez que nos introduce a uno de los códigos criptográficos más antiguos (y simples) que se conocen: la Cifra de Julio César, que, como es obvio, era conocida ya en tiempos de la República Romana.
Si el Manuscrito Voynich está en efecto escrito en código, y uno no tiene idea de cómo hacen los científicos para tratar de traducirlo, el artículo de Suárez, publicado en la revista de criptografía MundoCripto.com, será una excelente introducción.
La Clave de Julio César pertenece al tipo de cifras llamadas "monoalfabéticas" y, jugando un poco con ellas, nos sentiremos como unos pequeños Jim Reeds o Renés Zandbergen investigando el más grande misterio de todos los tiempos.
Os recomiendo leer y disfrutar el artículo completo haciendo un click aquí.

3.14.2005

El Padrenuestro y el Avemaría en Quenya, de J.R.R. Tolkien (sin relación con el MV)


El Padrenuestro escrito en Quenya

Si usted está leyendo este blog, es muy probable que le interesen también las lenguas fantásticas y los extraños sistemas de escritura que el profesor J.R.R Tolkien creó para los habitantes de su mítica Tierra Media.
Si es así, tal vez quiera leer mi traducción (la primera existente en idioma castellano) del notable ensayo del lingüista noruego Helge Kåre Fauskanger El Padrenuestro y el Avemaría de J.R.R. Tolkien en Quenya. Aunque altamente técnico en algunos pasajes, el soberbio trabajo de Helge muestra todos los detalles de la traducción que Tolkien hizo a las dos plegarias centrales del catolicismo en la Alta Lengua de los Elfos. A continuación, un fragmento del ensayo:

J.R.R. Tolkien fue un hombre de fe, y sus creencias y convicciones filosóficas se reflejaron sutilmente en su narrativa. "El Señor de los Anillos es, por supuesto, una obra fundamentalmente religiosa y católica," escribió en 1953, "inconscientemente al inicio, pero conscientemente en la revisión" (Cartas:172). No encontraremos referencias directas o explícitas al cristianismo ni al catolicismo en ESdlA, ni tampoco en El Hobbit o El Silmarillion. Se sabe desde hace tiempo, sin embargo, que Tolkien tradujo al Quenya el Padrenuestro (Mat 6:9-13). Esto no significa que planeara incluir esta plegaria en su mundo inventado; las largas eras de la Tierra Media supuestamente precedieron por mucho a los tiempos de Jesús, por lo que ello hubiera sido históricamente imposible aún dentro del contexto ficcional. Debiéramos ver, más bien, esta traducción como una confirmación de la declaración de Tolkien de que, para él, el asunto primordial eran los lenguajes inventados y no la historia de ficción: "El cimiento es la invención de lenguas. Los 'cuentos' se hicieron más bien para proveer de un mundo a las lenguas que a la inversa. En mi caso, primero aparece un nombre, y la historia después" (Cartas:219).

Sostuvieron algunos que los idiomas tolkienianos están tan inextricablemente ligados a sus ficciones que literalmente no tendrían ningún sentido si los separáramos del contexto tierramediano, siendo así desechados como simples artificios de "arte literario". Tal mirada, sin embargo, pareciera representar un triste rechazo de los esfuerzos de Tolkien, al mismo tiempo que una profunda falta de aprecio por la infinita flexibilidad del Idioma. En cierto momento, Tolkien mismo pudo desestimar modestamente sus lenguas como "insensateces" o un "hobby tonto" (MC:239, Cartas:8), pero en realidad conocía la naturaleza y el potencial de su obra: escribió acerca de sus lenguajes que "tenían cierta existencia, desde el momento en que los he compuesto casi hasta completarlos" (Cartas:175, la itálica es mía). Es por ello que podrían usarse, en principio, para traducir cualquier texto, inclusive si el mismo es de naturaleza tal que no tiene conexión directa con la narrativa o el mundo inventado. Y como podemos ver hoy, Tolkien efectivamente produjo al menos una traducción de este tipo: una versión en Quenya no sólo del Pater Noster o Padrenuestro, sino también del Ave Maria o Avemaría. Los dos están escritos en la misma hoja y pueden ser considerados una sola obra. Al presente, es éste el único ejemplo que tenemos de Tolkien volcando a uno de sus idiomas un texto no escrito por él mismo.


El ensayo completo en Axxón.Posted by Hello

¡El Manuscrito Voynich en un juego de PlayStation!

En efecto: el tercer juego de vídeo de la serie Broken Sword, subtitulado "The Sleeping Dragon" basa su intriga en el desciframiento del documento que nos apasiona.
Si el juego será bueno o no, no lo sabemos, pero es interesante (al menos a un nivel anecdótico) que los programadores de videogames introduzcan tan importantes datos de la realidad en sus trabajos.
A probar el juego, entonces, y a ver si tenemos más suerte que Voynich, Friedman, Zandbergen, Reeds y Guy...
La crónica completa, aquí.