8.25.2005

Análisis estructural del Manuscrito Voynich (primera parte)

Presento aquí, por primera vez en castellano, este completo análisis del Manuscrito Voynich en cuanto a características físicas, escrito por el profesor Jorge Stolfi de la Universidad de Standford.
Se trata de una herramienta útil como punto de partida y referencia, al margen de que yo personalmente no esté de acuerdo con algunas (muy pocas) de sus puntualizaciones.
El documento original (en inglés) puede consultarse aquí.


Análisis Estructural del Manuscrito Voynich (primera parte)
por Jorge Stolfi. Traducción: Marcelo Dos Santos

Entrego aquí mi contribución al análisis estructural del Manuscrito Voynich. Otros se han dedicado a los problemas de su autoría o su contexto histórico. Yo me concentraré hoy en la estructura del docuento en sí.
He pensado en organizar este análisis como una serie de preguntas y respuestas en lugar de hacer una relación de hechos. La mayor parte de mis respuestas han sido extractadas de páginas de Internet y de archivos de listas de correos; por ello, me sentiré contento si se me hacen notar los posibles errores que se hayan deslizado.


1. La estructura del manuscrito
1.1 La obra en sí

¿Es el Manuscrito Voynich (MV) solo un volumen de una obra mayor?
No parece haber respuesta a esa pregunta.

¿Es el Manuscrito Voynich una recopilación de otros libros no relacionados entre sí?
Parece haber una clara separación entre las diversas secciones (ver abajo), y los límites de las secciones caen con precisión en las divisiones de los cuadernillos. Así, es muy posible que cada sección fuera escrita como un libro independiente.
Sin embargo, el MV es bastante homogéneo en varios aspectos, incluyendo su alfabeto, lenguaje, caligrafía y comportamiento de los gráficos y textos. Por lo tanto, parece cierto que fue escrito por una sola persona, o por lo menos por un pequeño grupo de personas en estrecha colaboración.


1.2 El volumen

¿Cómo fue armado el libro?
El libro consiste en 18 cuadernillos con un número variable de hojas, algunas con grandes desplegables.

¿Están numeradas las páginas?
Los folios están numerados del 1 al 116 con numerales arábigos comunes. A partir de la caligrafía se ha determinado que se trata de adiciones posteriores, y los expertos afirman que se trata de la escritura manuscrita de John Dee.
Algunos cuadernillos también están numerados al final de la primera o última página.

¿Están las páginas en el orden correcto?
Los folios y los cuadernillos están numerados en el orden en que aparecen en el libro encuadernado. Sin embargo, como los números son una adición posterior, no se sabe si el orden refleja en verdad la intención del autor. Los cuadernillos y los bifolios pudieron ser desordenados antes de que el libro fuera encuadernado y las páginas numeradas.
En general, el orden de los folios parece ser burdamente consistente con la división en secciones de acuerdo a la naturaleza de los dibujos. Sin embargo, los cuadernillos 15 (botánico-farmacéutico) y 16 (botánico) parecen estar fuera de lugar. Es interesante destacar que el 15 puede ser dividio en dos bifolios "puros": f87 + f90 (todos botánicos) y f88 + f89 (todos farmacéuticos).
También, la intercalación de las manos 1 y 2 que se observa en la sección botánica puede ser entendida mediante la mezcla de los bifolios.

¿Hay páginas faltantes?
La numeración indica que algunos folios han sido quitados o se han perdido luego de que las páginas fueran numeradas:
El folio 12 y posiblemente el 74 parecen haber sido cortados.
Los folios 59-64 y 109-110 son dos grupos de bifolios que se han desprendido del centro de sus respectivos cuadernillos.
Los folios 91-92 y 97-98 son un par de bifolios desprendidos de la parte externa de sus cuadernillos.
Puede haberse perdido una cantidad indeterminada de información antes de que los folios fuesen numerados. Una evidencia de esto es que no se halla tapa, página de título ni prefacio: el folio 1 tiene las mismas características que el resto de las páginas.

¿Se trata de una obra original o de una copia?
Hay motivos para pensar que el MV actualmente en poder de la Bibloteca Beinecke no es la obra original sino una copia. Algunos de los argumentos son:
Podemos decir a priori que los libros de ese período existían típicamente en un original y varias copias, y que cada una de ellas tenía tantas probabilidades de sobrevivir como el original. Muchos libros de aquella época se conocen sólo a través de la única copia sobreviviente.
Hay una sorprendente falta de correcciones y anotaciones al margen en el MV. Esta precisión es muy inusual en una obra original, aún aceptando que el autor haya hecho una copia limpia a partir de un borrador.
Los folios pueden ser particionados en dos o más juegos distintos o "manos", en base a su caligrafía y a criterios estadísticos (ver abajo). Los folios muestran dos manos distintas que se intercalan en la sección botánica.
Los detalles periféricos de los dibujos tienen generalmente un aspecto claramente europeo. Esto se aplica a los rostros, peinados, sombreros, castillos, armas, animales, etc. Por otro lado, los temas y otros detalles significativos lucen notablemente foráneos.
La forma y el aspecto básico de las plantas dibujadas denuncian el trabajo de un artista capacitado, pero esa pericia no está presente en las pinceladas de relleno u otros detalles menores. Compárense, por ejemplo, la perspectiva de tres cuartos de perfil de la parte superior del "girasol" de f33v (correctamente representada como elipses) con el infantil tratamiento de raíces y tallos.

Si es una copia, ¿quién la hizo?
Si el Manuscrito Voynich es una copia, pudo haberla realizado el autor mismo, un lector que quería poseer otro ejemplar, o puede haber sido hecha por uno o más escribas profesionales.
Considerando el tamaño del libro, la calidad de la escritura, los dibujos coloreados y la evidencia de dos o más manos, la última alternativa es la que parece más probable.


1.3 El problema del tema

¿De qué trata el Manuscrito Voynich?
De los dibujos, y parcialmente del diseño del texto, el MV parece ser un libro técnico, especialmente acerca de plantas medicinales, astrología y asuntos similares.

¿De qué no trata el MV?
Hasta donde sabemos, hay varios temas que podemos excluir: crónicas, historia, leyendas, genealogía, novela, etc; religión, filosofía, derecho, moral; geografía, etnología, relatos de viajes; matemática, física, cálculo astronómico; contaduría, estadística; almanaque, calendario agrícola; diarios, travesías, notas de laboratorio; poesía, cancionero, himnos; alquimia; magia; libro de códigos; etc.
La magia y la alquimia encajan en realidad con el aspecto general del libro, pero no hay rastros de los símbolos normalmente asociados con estas prácticas.

¿Qué nos informan las ilustraciones acerca del texto?
Básicamente, nada. Un rasgo distintivo del MV es el carácter completamente extraño de su texto y sus ilustraciones. Salvo por los detalles más superficiales -como los peinados de las ninfas o los trazos de las letras- muy poco en él puede ser reconocido con certeza.
Hay muchas ilustraciones de plantas, organizadas como en un herbario más bien típico, pero ninguna de ellas ha podido ser identificada más allá de toda duda. Los diagramas asociados con los signos del zodíaco presentan el problema de que sus divisiones e imágenes no encajan con ningún sistema astrológico conocido. Los dibujos de la sección biológica (folios 75 a 84) son bastante bizarros. Pudiese tratarse de dibujos esquemáticos de órganos o aparatos alquímicos: nada puede decirse con seguridad. Por último, los contenidos de la sección cosmológica (folios 85 y 86) son un misterio total.

(Continuará...)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home