6.09.2005

Roger Bacon, supuesto autor del Manuscrito Voynich

"Que vuestro fuego sea tranquilo y suave, que se mantenga así
todos los días, siempre uniforme, sin debilitarse, pues eso
causará perjuicio. Voy entonces a comunicaros un grande
y raro secreto: hay que mezclar una parte de Elixir
con mil del metal más próximo, encerrarlo todo en un
recipiente adecuado a la operación, sellar herméticamente
y ponerlo en el hornillo para fijarlo. Primeramente calentad
con lentitud, y aumentad gradualmente el fuego durante tres
días hasta una perfecta unión. Es obra de tres días. Entonces
puedes repetir proyectando una parte de este producto
sobre mil de metal próximo, y se efectuará la transmutación.
Para esto te bastará un día, una hora, un momento.
Alabemos, por tanto, a nuestro Dios, siempre admirablemente,
en la eternidad".
Roger Bacon: "El espejo de la alquimia"



Roger Bacon


Aunque no compartamos la teoría de que Roger Bacon fue el autor del Manuscrito Voynich, no se puede negar la inmensa importancia de la única pieza documental histórica que arriesga una hipótesis acerca de la autoría del libro. Esa pieza de documentación es de autenticidad certificada, lleva fecha de 1666 (casi contemporánea del manuscrito) y, casualmente, indica al franciscano inglés Bacon (1214-1290) como la persona a la que debemos el misterioso volumen.
Bacon, como se sabe, preconizaba que los conocimientos científicos debían encriptarse para que el pueblo llano no pudiese acceder a ellos, y también escribió que la matemática es la puerta y la llave de toda la ciencia. Casualmente, el Manuscrito está en código, y casi todos los códigos dependen de claves matemáticas.
De modo que en el artículo de hoy recorreremos brevemente la vida y la obra de este extraordinario personaje medieval.

Roger Bacon (c. 1214-1294), filósofo y científico inglés, fue uno de los maestros más influyentes del siglo XIII.
Nació en Ilchester, Somerset, Inglaterra, y estudió en las universidades de Oxford y París. Permaneció en París hasta completar sus estudios y durante un tiempo fue profesor en esa universidad. Poco después de su regreso a Inglaterra, aproximadamente en 1252, ingresó en la orden religiosa de los franciscanos y se estableció en Oxford. Realizó numerosos estudios teóricos y experimentales, sobre todo en los campos de la alquimia, la óptica y la astronomía.
Bacon fue una figura fundamental para el saber de su época y, a finales de la década de 1260, por petición del papa Clemente IV, escribió "Opus Maius". En esta obra trataba la necesidad de reformar las ciencias por medio del estudio de las lenguas y de la naturaleza, con la ayuda de diferentes métodos.
Las ideas revolucionarias de Bacon sobre el estudio de las ciencias hicieron que fuera condenado por los franciscanos. En 1278 el prior de la orden franciscana, Girolamo Masci, posteriormente papa Nicolás IV, prohibió la lectura de los libros de Bacon y arrestó al autor. Tras diez años de cárcel, Bacon regresó a Oxford. Escribió el "Compendium studii theologiae" (un compendio sobre el estudio de la teología) justo antes de su muerte.
A pesar de su elevado conocimiento, Bacon aceptaba algunas de las creencias (posteriormente refutadas) de su época, como la existencia de la piedra filosofal y la eficacia de la astrología. Aunque se le han adjudicado numerosos inventos, muchos de ellos fueron, sin duda alguna, extraídos de sus estudios sobre los científicos árabes. Sus escritos aportaron una nueva e ingeniosa visión sobre la óptica, en concreto de fenómenos como la refracción, el tamaño aparente de los objetos y el aparente aumento de tamaño experimentado por el Sol y la Luna en el horizonte.
Protegido por el Papa francés Clemente IV, también descubrió que con azufre, salitre y carbón vegetal, se podía producir una sustancia (hoy conocida como pólvora) capaz de causar explosiones (en la actualidad se sabe que la pólvora había sido antes utilizada por chinos y árabes). Bacon consideró que las matemáticas y la experimentación eran los únicos medios de llegar al conocimiento de la naturaleza. Estudió varios idiomas y escribía en latín con elegancia y claridad. Por sus extensos conocimientos se le conocía con el nombre de ‘Doctor Mirabilis’ (el ‘Doctor Admirable’). Seis de sus trabajos se imprimieron entre 1485 y 1614, y en 1733 se editó y publicó el "Opus Maius".

Más detalles sobre Bacon y su relación con el Manuscrito Voynich, en mi propio libro, disponible en todas las tiendas de España y para los demás países a través de Internet.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home