3.14.2005

El Padrenuestro y el Avemaría en Quenya, de J.R.R. Tolkien (sin relación con el MV)


El Padrenuestro escrito en Quenya

Si usted está leyendo este blog, es muy probable que le interesen también las lenguas fantásticas y los extraños sistemas de escritura que el profesor J.R.R Tolkien creó para los habitantes de su mítica Tierra Media.
Si es así, tal vez quiera leer mi traducción (la primera existente en idioma castellano) del notable ensayo del lingüista noruego Helge Kåre Fauskanger El Padrenuestro y el Avemaría de J.R.R. Tolkien en Quenya. Aunque altamente técnico en algunos pasajes, el soberbio trabajo de Helge muestra todos los detalles de la traducción que Tolkien hizo a las dos plegarias centrales del catolicismo en la Alta Lengua de los Elfos. A continuación, un fragmento del ensayo:

J.R.R. Tolkien fue un hombre de fe, y sus creencias y convicciones filosóficas se reflejaron sutilmente en su narrativa. "El Señor de los Anillos es, por supuesto, una obra fundamentalmente religiosa y católica," escribió en 1953, "inconscientemente al inicio, pero conscientemente en la revisión" (Cartas:172). No encontraremos referencias directas o explícitas al cristianismo ni al catolicismo en ESdlA, ni tampoco en El Hobbit o El Silmarillion. Se sabe desde hace tiempo, sin embargo, que Tolkien tradujo al Quenya el Padrenuestro (Mat 6:9-13). Esto no significa que planeara incluir esta plegaria en su mundo inventado; las largas eras de la Tierra Media supuestamente precedieron por mucho a los tiempos de Jesús, por lo que ello hubiera sido históricamente imposible aún dentro del contexto ficcional. Debiéramos ver, más bien, esta traducción como una confirmación de la declaración de Tolkien de que, para él, el asunto primordial eran los lenguajes inventados y no la historia de ficción: "El cimiento es la invención de lenguas. Los 'cuentos' se hicieron más bien para proveer de un mundo a las lenguas que a la inversa. En mi caso, primero aparece un nombre, y la historia después" (Cartas:219).

Sostuvieron algunos que los idiomas tolkienianos están tan inextricablemente ligados a sus ficciones que literalmente no tendrían ningún sentido si los separáramos del contexto tierramediano, siendo así desechados como simples artificios de "arte literario". Tal mirada, sin embargo, pareciera representar un triste rechazo de los esfuerzos de Tolkien, al mismo tiempo que una profunda falta de aprecio por la infinita flexibilidad del Idioma. En cierto momento, Tolkien mismo pudo desestimar modestamente sus lenguas como "insensateces" o un "hobby tonto" (MC:239, Cartas:8), pero en realidad conocía la naturaleza y el potencial de su obra: escribió acerca de sus lenguajes que "tenían cierta existencia, desde el momento en que los he compuesto casi hasta completarlos" (Cartas:175, la itálica es mía). Es por ello que podrían usarse, en principio, para traducir cualquier texto, inclusive si el mismo es de naturaleza tal que no tiene conexión directa con la narrativa o el mundo inventado. Y como podemos ver hoy, Tolkien efectivamente produjo al menos una traducción de este tipo: una versión en Quenya no sólo del Pater Noster o Padrenuestro, sino también del Ave Maria o Avemaría. Los dos están escritos en la misma hoja y pueden ser considerados una sola obra. Al presente, es éste el único ejemplo que tenemos de Tolkien volcando a uno de sus idiomas un texto no escrito por él mismo.


El ensayo completo en Axxón.Posted by Hello

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home